Vivir con una minusvalía

En cuanto a una minusvalía eventual, hay que esperar entre seis a doce meses para determinar si hay secuelas definitivas.

Meningitis son enfermedades solapadas. El síntoma del purpuran no siempre se manifiesta. Pero cuando se manifiesta, no hay que perder tiempo ya que las consecuencias pueden resultar graves.

La enfermedad puede acarrear una minusvalía. Las secuelas pueden abarcar dolor de cabeza, problemas de audición, pérdida de vitalidad, falta de resistencia. La persona es mucho más débil y puede volverse epiléptica.

El púrpura deja manchas como quemaduras al tercer grado, necrosis. Si la enfermedad está demasiada adelantada, hay que amputar. El coma es otro de las consecuencias.